Publicidad

Sbado 11 de Marzo de 2017

  • Agrandar tipografía
  • Achicar tipografía
  • Imprimir
  • Recomendar nota

A la vera del camino

LOS PROPIETARIOS, EL CRIADOR Y LOS PROFESIONALES, EN EL APLAUSO PARA SIXTIES SONG

Verlo otra vez nos emocionó, mucho, por más que nosotros nos quedamos en Buenos Aires. Fue emocionante verlo aparecer otra vez en el Hipódromo de San Isidro, como el día en que se colocó la corona en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1). Dos títulos máximos de la hípica sudamericana y el tipo parecía que estuvo en el box, cruzado de patas, con una copa de Don Perignón y un Cohiba, humeante. No se le notó ningún esfuerzo, nada, que venía de partir, de llegar, de ganar y de volver. ¡Un verdadero crack!

DSC_5330 DSC_5332 TAPA PARA LA NOTA DEL GANADOR DEL LATINO DSC_5333 DSC_5334 DSC_5335 DSC_5336 DSC_5343 DSC_5344 DSC_5345 DSC_5346 DSC_5347 DSC_5349 DSC_5350 DSC_5351 DSC_5354 DSC_5355 DSC_5356 DSC_5357 DSC_5358 DSC_5359 DSC_5360 DSC_5361 DSC_5364 DSC_5366 DSC_5367 DSC_5369 DSC_5370 DSC_5371 DSC_5374 DSC_5375 DSC_5377 DSC_5378 DSC_5379 DSC_5380 DSC_5382 DSC_5384 DSC_5385 DSC_5386 DSC_5387 DSC_5390 DSC_5392 SS (8) DSC_5396 DSC_5399 DSC_5400 DSC_5401 DSC_5402 DSC_5404 DSC_5406 DSC_5407 DSC_5409 DSC_5412 DSC_5413

por Osvaldo Martinez

NO FALTO NADIE A LA CITA, EN EL PASEO DEL CRACK QUE SE PRESENTÓ ANTE EL PÚBLICO LLENO DE BRÍOS, COMO SI NO HUBIESE SENTIDO EL NOTABLE ESFUERZO

De diez puntos largos la organización. Hermoso momento vivimos en el Hipódromo de San Isidro, con la presencia en paseo preliminar del crack Sixties Song, con la presencia de sus profesionales, Alfredo Gaitán Dassié y Juan Cruz “El Titán” Villagra, de sus propietarios Alberto Roberti, su señora esposa Mónica López y su hijo Marcos, Julio Biancardi y Rubén Forastiero, del criador Juan Carlos Bagó y del peón Ramón Padilla. Los recibieron el Presidente del Jockey Club Argentino, Miguel Enrique Crotto, el Presidente de la Comisión de Carreras, Pablo Eduardo Piffaretti, el Secretario de la misma, Juan Carlos Echeverz y los Vocales Enrique José Olivera y Juan Mariano Villar Urquiza.

Fue un acto, como el del homenaje a las mujeres, que se tendría que repetir en homenajes a Profesionales que hicieron grande a nuestro turf. Se ha dado un paso adelante cuando se corren los cotejos jerárquicos con nombres de Entrenadores y Jinetes, pero se tendrían que hacer al aire libre, para que el público también participe, como lo hizo en esta jornada, realmente muy bien organizada y llevada por la gente del Hipódromo de San Isidro.

Al crack lo estábamos esperando y lo vimos cuando llegó haciendo el mismo recorrido como en sus actuaciones en este escenario, en especial, cuando su consagración en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1). Después salió al desfile preliminar, con la manta del Latino, con una presencia, con una clase, con una prestancia, con un andar soberbio, no de canchero, de soy el mejor, con mucha clase, entero, como si no hubiese sido él, el que viajó hacia el hermano país, y ganó estupendo, sacando pecho, en otra velocidad ante los rivales que le salieron al cruce.

Tras el paseo en la pista con su piloto habitual, el que lo llevara a sus dos triunfos más importantes de su campaña, invicto en su silla, Sixties Song ingresó al recinto de los vencedores, lo tuve de frente, y la verdad, me impresionó y me emocionó. ¡Qué caballo extraordinario!.

Nadie habló de futuro, nadie habló dónde va a correr, en dónde será su próxima actuación. Seguro cambiando de escenario y de rivales y por ello uno no puede andar diciendo o pensando que el crack no va a perder nunca más. Pero que sí lo sabemos corre mucho, es distinto, y corre cuando tiene que correr, donde sus rivales ya vienen preparando la lengua para sacarla de cansados. Y eso sólo lo pueden hacer los caballos que sirven, los buenos de verdad.

El caso de Sixties Song y por suerte, es nuestro, está entre nosotros. Y lo disfrutamos…

 

Dejar un comentario:

Los comentarios suscriptos son regulados por el administrador y posteriormente publicados.

Artículos Relacionados

Artículos más vistos

Ver notas anteriores

Desarrollado por Camboya Digital Media