Publicidad

Jueves 26 de Enero de 2017

  • Agrandar tipografía
  • Achicar tipografía
  • Imprimir
  • Recomendar nota

Postales

TAKE COMMAND RESPONDIÓ A UNA ESTUPENDA TAREA

DSC_8248 DSC_8249 DSC_8250 DSC_8251 DSC_8254 DSC_8256 DSC_8258 DSC_8259 DSC_8262 DSC_8273 DSC_8276 ttttttttttttttttttt DSC_8278 DSC_8284 DSC_8285

por Osvaldo Martinez

EN UNA FAENA PARA MOSTRARLA EN LAS ESCUELAS DE APRENDICES, JUAN CARLOS NORIEGA PUSO SU SELLO Y FIRMA, ALCANZANDO CON LO JUSTO, MEDIO PESCUEZO

Una carrera espectacular, sabíamos que sería así, en el octavo turno del programa. El atractivo Premio Noran Nabi en 1200 metros, estaba conformado para 1100 metros, pero ya se sabe que cuando se ratifican más de 12 participantes, se cambia la distancia sobre los 1200 metros en pista de arena. Caballos de 3 años ganadores de una iban por la fama y por los $ 128.800.- del primer premio, en la prueba más difícil de acertar del mundo. Y el resultado y la llegada de los ejemplares que definieron la carrera lo dice todo. Nada menos que seis caballos en poco menos de dos cuerpos, en un cierre de contienda donde gritó el país, los que estaban en el escenario norteño, como los dispersos en todas las agencias de nuestro territorio.

No bien soltaron salieron como los bomberos Juan Delospalotes, Alex El León, y Kentucky Feast, cerca Torocat, Wester Cover y Take Comand. Con parciales de 23”52 los 400 los líderes no se daban un metro de ventaja, casi nariz a nariz peleaban los tres que habían estado en el fuego desde el mismo momento en que se habían abierto las puertas, cerca por los palos estaba al acecho Western Cover con Marito Leyes y por fuera, a la espera de la recta y de los metros finales, Take Command.

Cuando lo hicieron y se internaron en el tiro derecho final tras pasar los 800 en 46”66, al ruido de la punta, entre Juan Delospalotes, Alex El León y Kentucky Feast, se agregó junto a los palos, con aires de ganador, corrido al milímetro por Mario Leyes, Western Cover y bien abierto, con toda la libertad del mundo, comenzaba por el centro de la pista la escalada mortal del pupilo de la Caballeriza S. de B, el atropellador Take Command. Los metros finales fueron apasionantes, con cuatro ejemplares en una misma línea, de adentro hacia fuera, Western Cover, Juan Delospalotes, Alex El León, y Take Command. Sabiendo dónde está el disco, y agazapado como cuando un felino espera a su presa a la vera del camino, Juan Carlos Noriega les mandó al Heliostatic, para alcanzar otra victoria en el mismo disco, medio pescuezo sobre Juan Delospalotes, a media cabeza, tercero, Western Cover, al pescuezo en el cuarto Alex El León, a medio largo Circus Rye y a medio largo, sexto, Incentivado Prize, que cargaron en el final.

Take Command (448) es hijo de Heliostatic y Taken Away por Wild Event, pertenece al Stud S. de B., de José Mastellone, nació el 11 de julio de 2013, fue criado por el Haras Santa María de Aráras, lo entrena Mario Ricciuto, qué gran trabajo de Mario, y lo llevó a la victoria, en una faena digna de pasarse en la Escuela de Jockeys Aprendices del país, Juan Carlos Noriega, el “Gran Chupino”. El ganador ha salido a las pistas en seis oportunidades, logrando dos triunfos y un tercero, marcó 1´11”70 para las doce cuadras, y todo pinta para que siga sumando en cualquier escenario donde lo presenten.

Ganó una en 2016 y una en 2017, la primera de la categoría (ca), ambas en la arena, el primero en la pesada, y el de hoy en la normal. Las dos en la misma distancia y con el mismo jinete, Juan Noriega.

Una carrera hermosa, realmente, incluso para los que perdieron en el intento…

 

Videos Relacionados

Dejar un comentario:

Los comentarios suscriptos son regulados por el administrador y posteriormente publicados.

Videos Relacionados

Artículos Relacionados

Artículos más vistos

Ver notas anteriores

Desarrollado por Camboya Digital Media