Publicidad

Lunes 31 de Mayo de 2010

  • Agrandar tipografía
  • Achicar tipografía
  • Imprimir
  • Recomendar nota

Postales

PRONOSTICOS

PRONOSTICOS

por Eduardo Martinez

Cuando adquirí el “uso de razón burrera”, digamos a fines de la década del 40 del siglo pasado, tuve enseguida la sensación que el pronóstico de probables ganadores era una tarea de gente especializada que se reflejaba finalmente en la “triple fórmula”. A ella había que remitirse en Crítica, Noticias Graficas, La Razón, Clarín, por nombrar a los periódicos más relevantes y por supuesto a las ediciones de la Revista Palermo (Blanca, Rosa y Azul) y la Fija, conocida como “La Verde”.

A la fecha la “triple fórmula” sigue siendo el pilar del pronóstico, con su formato de candidato, enemigo y sport; sufriendo una sola modificación con el tiempo: la aparición de un cuarto mencionado para completar la jugada de la cuatrifecta, en las carreras que desde 1980 implementen esa apuesta.

Los dividendos promedio de los términos de la fórmula son 2, 4 y 8 pesos respectivamente.

Se puede agregar que hay secciones específicas donde aparece el mejor candidato de todos los candidatos, caso del “Jockey Enmascarado” de la Rosa y “El Robo Total” de Todo a Ganador. En esta línea se inscribía años ha “El loco de la Gorra a Cuadros” de la Azul. 

Hablando de pronósticos en la triple fórmula, es imprescindible hablar de los pronosticadores. Y aquí no hay ninguna duda que para dar candidatos lógicos en los últimos 50 años hay una trilogía que costaría mucho trabajo ordenar. 

Tenemos que nombrar a Roberto Dorrego, El Lirico, hombre indiscutido en la actualidad en la Revista Palermo Rosa por un bien ganado lugar en su gran actuación en la Revista Fija Verde de antaño.

Las pulseadas de El Lírico con el querido Becho, ya lamentablemente fallecido, cuando daban candidatos en medios distintos o en el mismo, eran para alquilar balcones. Y la “terna de los reyes” del pronóstico la completa Hugo Moya, llegado de Rosario al diario La Nación. Extraordinario cronometrista que junto con los nombrados logró que casi la mitad de los caballos que ganan figuren en la triple fórmula, lo que no es poco decir.

Actualmente El Lírico y Hugo Moya siguen firmes en la brecha, con la misma fuerza como si tuviesen 20 años para beneficio de los aficionados.

Y hablando de juventud, viene pidiendo pista desde hace un rato Pablo Gallo, dentro de la sangre nueva para la necesaria continuidad. 

Pasando a pronósticos que excedan la lógica de la “triple fórmula” tenemos desde siempre en Clarín “La Onda” para Palermo y San Isidro y “El Lance” para La Plata. Estos recuadros siguen con la modalidad de un candidato por reunión y debe reconocerse que los porcentajes de efectividad son altos. Allá por los 50 recuerdo a varios “muchachos del lápiz” quejosos por tener clientes que sólo jugaban “La Onda” y los iban llevando.

Algunos diarios, como Crítica, tenían recuadros con recomendados especiales del tipo “¡Cuidado con estos!” que hoy pregona Diario Popular.

Y por último, dentro de este tipo de pronósticos debemos mencionar la exitosa sección de Palermo Rosa “¿Qué les gusta a Turilo y Becho?” de estos dos fantásticos y recordados personajes de nuestra hípica en el mundo de los relojeros.

En todo los casos vistos se trata por lo general de ejemplares que han corrido bien reapareciendo, o de debutantes con “chimentos” positivos por sus trabajos y con un sport que difícil llegue a las cuatro cifras.

Si queremos hablar de pronósticos osados, de jugarse con verdaderos “tapados”, debemos remontarnos a las mejores épocas de Rico Tipo, la revista del genial y creativo Divito. Allí, con un extensión que no llegaba a una pagina, se dedicaba con espacio a las carreras; y dentro de la sección un recuadro titulado “La Laucha”. En esa época, década del 50, había dos reuniones por semana entre Palermo y San Isidro y la revista salía cada siete días. La Laucha daba un nombre para agendar, pues se refería a un ejemplar que había corrido sugestivamente y se pegaba el grito de alerta para cuando fuera presentado.

Tengo para mí que este pronóstico fue el pionero en cuanto a “anotar” un caballo. Las “lauchitas” cruzaban muchas veces y a dividendos de fiesta, ya que se referían a ejemplares con los cuales se venía amasando un golpe.

Otro sistema de pronósticos de antaño fue “La Clave”. Se basaba en el mismo sistema del “Alumni” futbolero, en épocas donde no había TV ni radio portátil. Así en los estadios había un tablero con letras que representaban a los clubes, según una guía que venía en la revista que se adquiría llegando a la cancha. Alguien se encargaba de colocar los resultados en cada recuadro, de acuerdo a comunicaciones telefónicas con otros escenarios.

Con igual método, en tabaquerías y peluquerías, locales que ahora se ven poco y que exhibían juegos de naipes, cajas de fichas y ruletas además de buenos tabacos. Se podía comprar un sobre cerrado que contenía “La Clave”. Allí se consignaba qué letra correspondía a cada carrera y qué letras designaba cada número. Dentro de un plazo estipulado. Luego, en los diarios aparecía un recuadro que para cierta reunión indicaba XM por ejemplo. Quien poseía “La Clave” sabía que le estaban diciendo 8ª el 3.

Su eficacia fue difícil de probar pues no contaban con muchos adeptos y no trascendían los aciertos.

Hoy, para hablar de pronósticos exclusivos, tenemos que nombrar a nuestra página www.campanadelargada.com aunque nos autoreferenciemos.

En materia de pronósticos exclusivos de alto sport nuestra página está marcando un hito en la materia. Así lo avalan los resultados y lo saben nuestros seguidores.

Esta eficacia es producto de un trabajo en equipo cuya cabeza es Osvaldo, con el don de “saber ver” una carrera mirando a todos y a cada uno en particular al mismo tiempo. Ese ojo clínico capaz de calificar como bueno un debut a 30 cuerpos.

Luego viene la tarea de poner en manos de sagaces vichadores la reina del acierto: la impresión personal. Para ello se necesita archivo y observar reiteradas repeticiones y por último el registro absolutamente dinámico: entran los nuevos y salen los que corriendo van cumpliendo con lo esperado.

En lo que va del 2010 han cruzado a 26, 40, 50 y hasta un de 81 en Palermo. Marzo fue específicamente un mes soñado, donde en cada reunión triunfó un candidato de la página, con su ápice el 14 de dicho mes donde se impuso uno de más de 53 y otros 3 con dividendos orillando en 11, 8 y 3 respectivamente.

Campana de Largada seguirá con sapiencia y dedicación al servicio del aficionado para confirmar el candidato del pronóstico que dieran quizás sin imaginarlo, mis viejos en 1948.

Dejar un comentario:

Los comentarios suscriptos son regulados por el administrador y posteriormente publicados.

Hay 4 comentarios:
  • #1 - claudio

    quisiera saber en que parte estan los pronosticos de las carreras gracias....

    07/07/2012 11:36 hs.

  • #2 - lalo

    Que lindos recuerdos q traes a la memoria,te felicito por la nota,siempre tenes ese don de trasmitirlo y como siempre digo Osvaldo es un Leon viendo,comentando,y dando su opinion, un fuera de serie, como vos.Si tenes alguna anecdota del pocho Nardi, contala,Te deseo lo mejor y gracias por el buen mo

    01/06/2010 15:40 hs.

  • #3 - Luis

    Como siempre, un gusto leerte. Y más en este caso donde hay tan lindas \"reminiscencias\". Abrazo de carreras

    31/05/2010 12:57 hs.

  • #4 - Pablo Gallo

    Eduardo, gracias por la mención en la nota. Es muy halagüeño figurar en una hipotética trifecta combinada con Moyita y el Lírico, dos personas por las que siempre sentí una profunda admiración. Bueno, un abrazo, era sólo para agradecer, sinceramente. Suerte!

    31/05/2010 10:37 hs.

Artículos Relacionados

Artículos más vistos

Ver notas anteriores

Desarrollado por Camboya Digital Media